Ir al contenido

lollapalooza Berlin

Ya se acabó el verano y este año no fue tan bueno como el anterior. Llovió mucho o el cielo estuvo muy nublado. De todas formas hicimos muchos planes familiares y pasamos un buen rato.

Holanda y varios de los países europeos son conocidos por sus festivales de música en verano, y yo ya llevo aquí viviendo más de 3 años y nunca había ido a uno grande. Porque en realidad sí hemos ido a varios festivales de variado tema, pero a uno de música grande grande, no.

Pero el día llegó cuando me enteré que iba haber un Lollapalooza en Berlín con buenas bandas como Franz Ferdinand, Crystal Fighters, Muse, Sam Smith, Stereophonics, Fatboy Slim, Seeed, entre otros. El caso fue, que apenas vimos la lista de bandas nos animamos a ir e invitamos unos amigos para que nos acompañaran.

Así fue que, dejamos las niñas donde mis suegros y arrancamos rumbo Alemania en auto.

Yo soy un poco neviosa para viajar en auto en autopista, pero todo fue peor aún para mis nervios cuando entramos en territorio alemán y las autopistas son sin límite de velocidad. OMG!!! Yo solo escuchaba los autos adelántandose a nuestra a izquierda y por encima de los 140 km/h. Qué tremendo susto me daba.

Al fin todo nos salió muy bien, tras diez horas y con un estancamiento de 1 hora en la autopista debido a un accidente, logramos llegar a Berlín y vaya que ciudad tanbonita y organizada. Es una ciuda metrópoli, con miles de tiendas y restaurantes, galerías y cínemas. Es una ciudad muy populada y con diversidad de culturas. Me encantó.

Al día siguiente, empezó el evento y nosotros desde temprano salimos a conocer un poco, almorzar y luego al festival. La organización de este fue estupenda, para comprar las bebidas y comidas nos dieron a la entrada unas pulceras con un chip recargables y no hubo necesidad de pagar con efectivo, lo cual lo hacía mucho más fácil y seguro. Nosotros obviamente recargamos desde abtes de irnos para Alemania, pues nos queríamos evitar cualquier tipo de fila.

El festival fue sorprendente, había tres escenarios diferentes, una plazoleta grande de comidas,  un lugar especial para niños con diferentes actividades para ellos y muchos bares para la compra de bebidas. Fue un festival grande grande. El único inconveniente que le vimos fue los baños, muchos baños portátiles pero no fueron suficientes, habían filas largas para usarlos y al final del primer día afuera de los baños habían casi piscinas de líquidos saliendo de estos. Pero bueno, para el segundo día todo mejoró.

Las bandas y solistas tocaron excelente y pasamos un muy buen fin de semana. Lo único fué, que quedé con ganas de más, y lo malo, es que todavía falta un año para el próximo verano.

Ahora solo queda esperar para ver qué nos traerá la siguente temporada que más amo, la NAVIDAD!

 

Publicado enSeasonal