Ir al contenido

Navidad y año nuevo

La Navidad en Holanda es muy diferente de la Navidad en Colombia, esa es una de las cosas que extraño de allá. No me gusta comparar y diferir en cuál es mejor, pero la emoción, la felicidad, el reencuentro con las familias, en fin, el espíritu navideño en mi tierrita es muy diferente al de aquí. Extraño la infinidad de luces, la música a todo volumen donde sea que esté, las compras, las reuniones con amigos y familia para hacer las novenas. Para todo tenemos una excusa en diciembre, pero hay que celebrar, es diciembre, Navidad!

No me puedo quejar, pues en este país celebramos también, solo que en una forma diferente, muy al estilo HOLANDES.

En nuestra casa hicimos el árbol, pesebre y pusimos luces. Mi esposo dice que yo me vuelvo un poco loca comprando luces para colgar, pero qué es Navidad sin luces?

El día de la víspera de año nuevo la pasamos en familia en nuestra casa. Un primo de mi esposo vino con su familia y obviamente mis suegros. Tuvimos una cena y esperamos  hasta los fuegos artificiales de las 12am. Holanda espera la llegada del 31 de diciembre solo para explotar su dinero en fuegos pirotécnicos. Como dato les cuento que, 25 millones de euros se gastaron los holandeses en pólvora el 2015.  Increíble, no les parece?

Después de todas las festividades navideñas empezamos este año con proyectos nuevos y logros a alcanzar.

Los míos por ejemplo, son varios: lograr bajar el peso que subí con mi segundo embarazo, que la verdad ha sido difícil, pues en invierno es poco lo que salgo y me muevo. Otro propósito para este año es lograr sacar la licencia de conducción, que bastante falta me ha hecho en los días lluviosos, mejorar mi holandés y viajar…ese es mi favorito.

A todos les deseo un buen año y que logren cumplir todas sus resoluciones.

 

Publicado enFamilySeasonal